galopedigital.es

A LA VAQUERA

Pasos de costado vaqueros en ambos sentidos

Pasos de costado vaqueros en ambos sentidos

El reglamento es poco explícito en este ejercicio

El juez internacional de Doma Vaquera Juan Llamas, quiere en esta ocasión, dejarnos sus conocimientos y resaltar la importancia de este ejercicio. Su definición y necesidad en la caballería. El reglamento. Las ayudas, los cambios y contracambios e incorrecciones. En el campo los pasos de costado, conjuntamente con la pirueta inversa, son muy útiles para que el jinete vaquero pueda abrir sin dilación una cancela. Leer más…

PASOS DE COSTADO EN AMBOS SENTIDOS

Definición

El caballo se mueve solamente de costado. El lateral de fuera se desplaza por delante del lateral de dentro, y las huellas de los cuatro cascos marcan líneas paralelas.

Necesarios en la caballería

Los pasos de costado han existido siempre en la instrucción de los soldados de caballería, pues era muy útil para colocarlos en línea guardando entre ellos la distancia requerida.

Lo explicaba muy bien el coronel de Laiglesia: “Toda alineación en que no vayan los caballos de costado es dificultosísima de enmendar. Pide mucho trabajo y mucho tiempo, y es cierto que los pasos de costado, abreviando sobremanera las evoluciones, son precisos en el arma de caballería”.

Eran por tanto muy útiles a la hora de una formación militar y también –como la pirueta inversa- para que el jinete vaquero pudiera abrir sin dilación una cancela, pero tienen asimismo otras ventajas para la doma general del caballo, comentadas por de Laiglesia:

“El caballo que no ha sido ejercitado en los pasos de costado carece de la flexibilidad y de la agilidad precisas en las espaldas par a toda la acción en que tenga que cruzar un brazo sobre otro, que es la operación precisa en toda vuelta”.

El Reglamento

Nuestro Reglamento es muy poco explícito, pues sólo pide regularidad, incurvación en el sentido de la marcha y equilibrio. Valora positivamente los cambios y contracambios, y creo que se expresa mal cuando dice que “no es necesario par a una correcta ejecución que el caballo tenga que avanzar”. Está claro que siempre es mejor avanzar que retroceder, pero mi modesta opinión es que el caballo no debe ganar terreno hacia delante. Ha sido siempre el sentir general, y no hay que olvidar que el paso de costado se llamaba antiguamente “apoyo sin avanzar”.

El Reglamento no especifica si los pasos de costado deben iniciarse desde la parada o desde el paso. En Viena, donde realmente se practicaban muy poco, se empezaban desde la parada y se terminaban con ella, lo que entraña más dificultades que desde el paso, pues el lateral exterior tiene que hacer un mayor esfuerzo para trasladar toda la masa desde una posición de inmovilidad.


Ayudas

Las ayudas a emplear son prácticamente las mismas que en los apoyos, aunque las riendas han de ejercer algo más de tensión para impedir que el caballo avance.

Si hacemos los apoyos desde la parada, lo primero es movilizar toda la masa del caballo dando las ayudas de salida al paso para que los posteriores se pongan en acción. En el momento en que éstos dejan el suelo, las ayudas deben conseguir el desplazamiento lateral. La rienda interior actúa como rienda directa dirigiendo el caballo hacia donde queremos que vaya, con una incurvación tan leve que basta tan solo el pliegue o simple flexión lateral de la cabeza, sin incurvación del cuello. La rienda de afuera, actuando como rienda de oposición, libera de peso el lateral externo del caballo, que va a realizar el gesto más amplio, e impide el movimiento hacia delante, ayudada por la rienda interior. La pierna exterior empuja al caballo hacia adentro, y la interior impide que el caballo se acule. Esta pierna debe dar la pequeña incurvación, mantener la impulsión y vigilar que la grupa no se adelante al tercio anterior.

Si se termina con una parada, las riendas se encargan de poner fin al movimiento, mientras cesa la acción de la pierna exterior y la interior permanece en contacto para conseguir la parada con el caballo derecho.


Cambios y contracambios

El Reglamento pide los pasos de costado en ambos sentidos, y valora positivamente –igual que en los apoyos- los cambios y contracambios. Se puede observar en ellos la perfecta coordinación necesaria en el momento de invertir las ayudas. El jinete debe aplicarlas en el instante preciso, y el caballo responder sin dudar.

Los jinetes suelen efectuar este ejercicio de frente o de espaldas al Presidente del Jurado, desplazándose hacia un lado largo de la pista y luego hacia el otro, a base de unos diez trancos a cada mano. Aunque algunos realizan contracambios en los apoyos al paso y al galope, yo no recuerdo haberlos visto en los pasos de costado.


Incorrecciones

Es raro observar que el caballo se acule, perdiendo terreno. Sí vemos pasos de costado sin impulsión, con un ritmo demasiado lento porque las piernas del jinete se durmieron y también porque la incurvación excesiva impide al lateral interno desplazarse con soltura. Algún caballo lo hace sin regularidad porque la mano del jinete no sólo no para de moverse sino que además lo hace a destiempo, reteniendo sobre todo el gesto del lateral interno.

Lo más frecuente es ver avanzar a los caballos con unos pasos de costado que casi parecen apoyos. Es probable que les falte flexibilidad y se alivien de un movimiento para el que les falta práctica yéndose hacia delante.

El remedio es situar al caballo –que ya debe hacer apoyos- enfrente del muro o de la valla. Se aumenta poco a poco la oblicuidad del apoyo hasta que el caballo haga los pasos de costado perpendicularmente.

Puede ocurrir en este movimiento que la movilidad de las espaldas sea superior a la de la grupa, y el caballo haga los pasos de costado sin avanzar pero atravesado, lo que se puede corregir con ejercicios de grupa afuera al paso sobre el círculo.

Con frecuencia observamos la falta de cruzamiento de los remos.

Mano y pie exteriores se acercan a los interiores, pero no los sobrepasan por falta de amplitud en su gesto, denotando su falta de flexibilidad y la mala calidad de las ayudas del jinete. El caballo hace efectivamente pasos de costado pero muy pobres. Sin expresión, tan vulgares que lo mejor es olvidarlos cuanto antes.

Texto y Fotos: La Doma Vaquera Actual de Juan Llamas editado por Grupo Lettera, S.L.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios