.
2 de junio de 2020, 6:57:40
CABALLOS

Federación Ecuestre Internacional


Consejos para mantenerse motivado hasta que llegue la primavera

El trabajo de ahora tendrá recompensa cuando caliente el sol

Por Federación Ecuestre Internacional (FEI)

¡Gracias a Dios que febrero ha terminado! El segundo mes del año suele ser el más difícil de atravesar cuando hace tanto frío, el invierno parece que nunca termina y a menudo es difícil encontrar algo a lo que aferrarse. Leer más…


Ahora es cuando palpamos nuestra motivación, sin olvidar que la perseverancia dará sus frutos más adelante.

Aquí te mostramos cómo mantener tu motivación durante esas últimas semanas largas y frías hasta que lleguen los primeros signos de la primavera.

1. Date permiso para hacer lo mínimo

A veces, solo llegar al centro hípico es la parte más difícil del invierno.

En los días en que montar parece una tarea rutinaria, date permiso para hacer lo mínimo. Ve al patio, asea a tu caballo, simplemente dale algunas zanahorias, dale una ligera vuelta en pista o un paseo tranquilo de diez minutos en el campo.

La mayoría de las veces tendrás ganas de hacer más cosas ya que estás allí y te sorprenderás de haber hecho mucho más de lo que esperabas. Si no, al menos hiciste algo, ¡que siempre es mejor que tener un sentimiento de culpa!

Recuerda, es raro que te arrepientas de subirte al caballo y trabajar un poco, pero sí es común arrepentirse de no haber hecho el esfuerzo.

2. Planifica una excursión

Planifica algo con tu caballo que te entusiasme: un paseo, un viaje a la playa, una excursión divertida o acudir a un concurso deberían ayudarte a recuperar tu motivación en estos días.

Si no deseas hacer una salida para competir, ¿por qué no realizar un entrenamiento en un lugar agradable o alquilar una pista en un lugar diferente con amigos?

3. Establece algunos objetivos

La motivación a menudo se debe al éxito o al fracaso en el entrenamiento: ¿sabes cuál es ese momento en el que haces un trabajo increíble o un concurso perfecto, llegas a casa ilusionado y no puedes esperar para volver a montar? Lo contrario también es cierto, una experiencia realmente mala a menudo puede hacerte sentir desmotivado y listo para rendirte.

Para mantener la motivación, asegúrate de establecer metas pequeñas y metas grandes, para seguir elevando tu moral mientras tienes algo por lo que esforzarte. Las metas pequeñas pueden ser desde perfeccionar una transición de paso-trote hasta ganar más confianza en el paseo por el campo; y las metas más grandes podrían ser subir de nivel en Salto de Obstáculos, lograr una cierta puntuación en Doma Clásica o aprender a realizar un movimiento en particular, que no hayas hecho antes.

A medida que alcances cada objetivo, ya sea pequeño o grande, te sentirás motivado para continuar.

4. Asegúrate de tener un equipo adecuado

Invertir en ropa adecuada para ti puede hacer que el clima frío y lluvioso sea mucho más llevadero. ¡No hay nada peor que volver frío y empapado hasta los huesos, o calentarse usando tantas capas que te conviertas en el muñeco Michelin!

Asegúrate de tener algunas buenas prendas impermeables, así como camisetas técnicas delgadas pero cálidas para que te sientas calentito, pero no voluminoso. Regalarte unos leggings de invierno cálidos, botas impermeables con aislamiento y camisetas técnicas también puede ser una opción agradable.

5. Cambia la rutina

A veces, lo cotidiano de todo puede quitarte la motivación. Un cambio es tan bueno como unas vacaciones. Al desafiar a tu rutina diaria, a veces puedes redescubrir ese entusiasmo perdido en el invierno.

Si normalmente montas por las tardes, ¿sería posible levantarte temprano un par de días a la semana y montar antes del trabajo para poder hacer todo mientras aún estás fresco? O podrías reservar un par de mañanas para poder montar con luz natural.

Si normalmente haces Doma Clásica, podría ser hora de probar suerte en una clase de Salto de Obstáculos para reavivar tus inquietudes.

6. Trabaja acompañado

¿Conoces el viejo consejo de que hay que trabajar en equipo para estar más concentrado? Para montar también sirve; es mucho menos probable que abandones un objetivo si montas acompañado de un amigo.

Además, convertir el patio de caballos en un lugar social también puede hacer maravillas para mantener tu motivación, así que además de hacer planes para montar con otras personas una o dos veces por semana, ¿por qué no organizar una cena en el patio una vez al mes o tener el hábito de tomar una taza de café o un refresco después de montar?

Texto: Sophie Baker - FEI / Fotos: FEI

Galopedigital.es.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  galopedigital.es